Bienvenidos/as

Bienvenidos/as
A falta de pizarra digital, esto es lo más digital que se puede

martes, 19 de junio de 2012

Comentario que se ha publicado

Hola. Por razones que no sé no se he podido publicar algún comentario en el blog. Ya que ha sido enviado a mi correo para comunicármelo, sin problema alguno lo publico como una entrada más del blog. Gracias por vuestros comentarios porque alimentan al blog y favorecen la comunicación y la libertad de expresión de todas las personas que quieran hacerlo. Sin más, publico el comentario llegado a mi correo:

--------
"Hola Luis: he intentado publicar dos comentarios pero no me han salido por eso te lo envío a ti. En primer lugar darte las gracias por el trabajo que has hecho día a día informándonos sobre nuestros hijos en tu magnífico blog. En segundo lugar quiero decirte que no creo que mi hijo esté en un colegio "pobre", por falta de medios materiales. Todos los Colegios Públicos reciben una asignación económica por igual y cada colegio lo tiene que emplear en la medida que crea conveniente, no siendo responsabilidad de los padres el que un equipo funcione bien o mal. A nosotros se nos pide un dinero a principio de curso para material escolar y no para medios técnicos.

En cuanto a la participación de los padres, yo creo que me involucro todo lo que mi trabajo me permite. Cuando has pedido algo, he respondido. Ahora con la fiesta de fin de curso, preparando el vestuario. Te propongo que si quieres que preparemos la coreografia de los niños, que sea en un horario fuera de la jornada laboral, ( por ejemplo a partir de las 7 horas) a mi me vendría bien aunque no se a ti como te vendría. Si piensas que estoy equivocada me gustaría que me lo hicieras saber.
Sin más un saludo
----------

Aprovecho la ocasión para hacer mi comentario sobre uno de los aspectos referidos. Concretamente, sobre la asignación que recibe cada colegio, te diré que para nada es la misma. Dependiendo de los planes, proyectos y programas que tiene un colegio, así recibe una asignación u otra. Además, más que la propia asignación que hace la administración, en mi comentario me refería al dinero directo que emplean las familias en el colegio (sin contar con la participación en el AMPA donde este mismo año ya ha visto con la organización de los Reyes Magos cómo está la cosa). En mi segundo año en el CEIP Carlos III de la Carlota, en mi clase de 3 años se llevaba el siguiente material:

- Método "Luna Llena". Editorial Everest... Si no recuerdo mal eran 2 trimestres (2º y 3º), más el libro de grafomotricidad y el de plástica... Y costaba 65 Euros.

- Cuadernillo "La Aventura de los Números". Editorial Everest... Que rondaba por 4 euros.

- Para el material de la clase se hizo una cooperativa donde se pusieron 20 euros por niño/a.

- En Navidad, nos vestimos de papá noel las cuatro clases de Educación Infantil de 3 años e hicimos una coreografía conjunta en toda una pista del gimnasio del pueblo, cedido sin problemas ni impedimentos de ningún tipo para la ocasión. Con un equipo de sonido que no tuvimos que pagar.


- En Carnaval, nos vestimos de payaso todo el Infantil... 280 niños/as, ya que éramos 11 clases de Educación Infantil... (dejando Primaria aparte).

- Fuimos a algunas excursiones (pandería, varias veces al teatro,etc.)...

Para mí estoy en el mejor colegio del pueblo, por la gente que trabaja aquí, por la gente que encuentro a diario. Claro que todos los sitios son mejorables. Empezando por mí mismo. Sin duda. Pero sería ponerse una venda en los ojos decir que esto es la tónica general si se pregunta en el pueblo, a la gente del pueblo. La "élite" está en el privado. Incluso nuestro vecino Alonso de Aguilar está mejor considerado. Y es cuestión de ver las matriculaciones de 3 años, por poner un ejemplo (pero habría más ejemplos). Muchas veces el miedo al inmigrante, la renuncia de los otros colegios a acoger a este tipo de alumnado... Nos "convierte" en el ese colegio de "escalón inferior". A mí, personalmente, como podréis comprender no me gusta nada esa etiqueta, pero creo que no estoy muy equivocado con respecto a lo que se opina en el pueblo... por desgracia. Hacemos malabarismos con 50 euros, auténticos malabarismos.

Espero que mi opinión se entienda como algo constructivo y como una muestra de la experiencia que se va acumulando a lo largo de mi corta carrera como maestro. Nuevamente te doy las gracias a ti y a todas las personas que leéis y participáis, porque de ello vive el blog, de la comunicación bidireccionalidad.

Saludos a todos/as.

domingo, 17 de junio de 2012

Ensayos y repasos... Todo muy similar

Habréis podido comprobar que las entradas de los últimos días se fueron agrupando en varios días o simplemente no las he escrito. La razón fundamental es la similitud en los días y el poco trabajo que nos queda pendiente. Tampoco quería repetirme en exceso. Os contaré que la semana entera ha estado centrada en hacer respasos de las sumas, las restas, los laberintos y algunos detalles de las tiendas y principio del verano (aunque esta unidad será la primera que verán el curso siguiente cuando entren en septiembre nuevamente a clase).

Como ya sabéis, la mejor hora para ensayar el baile es a primera. La mente viene despejada y el cuerpo aún no tiene el calor de todo el día. No obstante, están flojitos/as en los ensayos desde primerísima hora. Pero bueno, el baile está prácticamente montado. Falta pulir detalles, especialmente del final, de la bachata y colocaciones un poco más simétricas que hagan más efecto. Aunque el viernes, hablando extraoficialmente con alguna compañera, me comentaron que el escenario tiene muy poco fondo. Como sea así, vamos a tener un problema, especialmente para empezar. Tendremos que cambiar la posición inicial, que además es de las más costosas... Así que el lunes, otra vez a retocar... posiblemente. Menos mal que el baile es el viernes por fin.

Hay que darle las gracias a Antonio, el portero (arreglalotodo, soluciona problemas, limpa el patio, cuida el gallinero, etc.), que nos ha montado el equipo de sonido en el gimnasio (y además va las veces que tenga que ir para solucinar a todos/as los problemas). El sonido es realmente bueno para ensayar. Incluso hay que controlar el volumen porque muchas veces no me oyen las instrucciones (aunque también me gusta hacer este tipo de ensayos "a lo sordo", por si en la fiesta hay que hacer un esfuerzo para hacernos entender).

Haber empezado con tiempo a ensayar nos ha facilitado luego el horario de ensayo, puesto que los demás cursos también empiezan a acudir al gimnasio. Claro, todos no podemos a la vez y a todos/as nos gustan las horas primeras de la mañana. Gracias a nuestra prontitud, en caso de tener poco tiempo,... Nos ponemos y nos quitamos y en 10 minutos nos da tiempo de todo. Lógicamente, si disponemos de más tiempo podremos refinar mejor los pasos de la bachata, donde la máxima confusión se encuentra en dos puntos. El primero de ellos es sincronizar al grupo para que empiece al mismo tiempo y para el mismo lado. A veces sale y a veces no... Así que esperemos que en la fiesta salga (y que nos dé tiempo de ensayar este aspecto durante la semana que aún nos queda). El segundo aspecto es una de las figuras, donde las dos personas se quedan cogidos de las manos pero bailando ambos cara al público. El paso es muy bonito y cuando lo hacen bien me entra un regustillo de decir "toma, toma, toma... lo hemos conseguido", ya que se trata de algo que aparentemente es sencillo, pero cuando te pones a hacerlo, no es tan fácil. Un 9 para ellos/as... (les daré el 10 si lo hacen bien en la fiesta...jaja).

A la vuelta a la clase, lo que no varía es la rutina de la Asamblea. El calor nos hace charlar más, movernos más y estar más inquietos/as. Aún así, apenas hay sancionados/as estos días a consecuencia de la Asamblea (sí que tenemos líos en los desplazamientos y en fila... para variar). Saben que tiene mucho tiempo de juego por rincones que "desaparece" si están sancionados/as. Se están midiendo bien y se controlan. También ayuda que he conseguido montar nuevamente el ordenador que se nos estropeó y volvemos a tener los dos ordenadores a disposición de los juegos. Finalmente he conseguido poner Guadalinex v7 para el equipo que tenemos. A falta de un poco de más memoria RAM (sólo tiene 256) el ordenador va muy bien y la estructura es completamente similar a Ubuntu (algo que me es familiar y puedo manejar sin grandes problemas). Como curiosidad os voy a comentar que el juego de laberintos de gcompris ha producido grandísimos avances en la resolución de los laberintos. En especial he visto los resultados en los niños y niñas que suelen jugar a este juego en el pc... y han mejorado mucho. El miércoles hice una nueva prueba tras la hora de Religión y los resultados fueron realmente buenos. Sólo 4 alumnas tuvieron dificultades. Una de ellas recibe apoyo fuera de la clase, otra ha faltado durante gran parte del trimestre y no ha podido jugar al ordenador, otra no suele jugar con el ordenador (no le llama la atención) y de otra esperaba más... (pero es lo que hay).

Las Asambleas también suelen finalizar el día para analizar los comportamientos y el respeto a las normas de convivencia, y parece que poco a poco vamos teniendo resultados de concienciación también. Por todo ello, estos días se están haciendo largos pero productivos, tanto para los repasos como para el baile. La siguiente semana la afrontamos con las dos últimas fichas (obligatorias), que son las dos portadas... Una de las fichas del trimestre (una avispa muy bonita) y otra para la portada de los maletines donde nos llevamos las fichas (un castillo de arena).

Buen fin de semana.

lunes, 11 de junio de 2012

Viernes y lunes


Comenzaré hoy por el Viernes, porque los problemas técnicos me dejó sin un conexión a internet como es debido. Fue un gran día, una de las clases maestras que tratas de preparar para cada día pero que por desgracia sólo sale cuando se juntan los astros en que todo sea positivo. Empezamos el día con nuestro ensayo diario en el gimnasio. Esta vez me llevé los altavoces de mi casa. Tener un sonido eficiente fue todo un acierto. Es verdad que me supone quitarlos de su sitio y usar elementos míos, delicados, que pueden estropearse. Sin embargo, esta vez, merecía la pena, y aprovechando que los quité por una circunstancia clara... Para la clase. Nada más ponerlos, el efecto de “oír” bien la canción determinó una gran actitud de compromiso en el ensayo.

¡¡Qué pena no haber tenido una cámara a mano!! O que fuera el mismo día de la fiesta. Al igual que año pasado, el ensayo fue bastante bueno. Es verdad que podemos pulir cosas cuando están en pareja, pero “se vio toda” la coreografía. Bueno, pues después estaba reservado lo mejor del día. Si todo lo anterior había salido, el audio cuento fue una gran clase. Poco a poco, vamos ampliando el tiempo de escucha y atención. Nuestro cuento, “El Sastrecillo valiente”, tenía un duración de casi 10 minutos. El trabajo previo del cuento corto pero muy efectivo. Luego la mímica fue muy acertada. La atención muy buena. Para finalizar, la reconstrucción de la historia y el trabajo individual de fichas del cuento. Todo realmente positivo. Cuando terminé lo que más sonó fue “otra vez, maestro, hazlo otra vez”. El público es agradecido, todo hay que decirlo.

Tras el desayuno y el recreo, un poco de juego por rincones, donde se aplican las sanciones del día. También hay que decir que al estar tan involucrados/as en la dinámica de clase, suelen bajar el nivel de conductas disruptivas. Aunque ya conocemos la clase y hay quien no se conforma con pasar desapercibido/a. Pero para ser viernes, no nos podemos quejar.

El lunes ha sido algo diferente. No hay sido mal día, pero no tan bueno como el viernes. Íbamos a empezar directamente con el ensayo, pero nada... Los terceros necesitaban entrar primero. Así que seguimos con la rutina normal, empezando por la Asamblea. Las faltas de cuatro alumnos/as beneficiaron mucho el ambiente. Han llegado muy calmados/as del fin de semana. Tras el momento del mañana, nos pusimos con el trabajo individual. Ya estamos de repaso y lo primero ha sido la suma y la resta. Bastante bien. Ya tenemos claro quién sabe y quién no sabe. Algunas sorpresas agradables siempre hay. En cuanto nos avisaron, nos fuimos para el gimnasio.

Antes de comentar el ensayo, me gustaría destacar que he conseguido poner el sistema operativo “Guadalinex 2004”, que no es gran cosa y los juegos son muy rudimentarios (feos), pero nos da la posibilidad de usar también el otro ordenador. Así que menos da una piedra. Ya están los dos. En breve espero tener incluso mejoras porque tengo nuevas ideas para seguir progresando en este tema.

En el gimnasio, el equipo que nos ha puesto Antonio es perfecto. Así sí... Ahora se puede ensayar de verdad. Sin embargo, hoy muy mal al principio... ¡¡¡No sabía colocarse en la posición inicial!!! Madre mía. Si esto me pasa en la fiesta me caigo redondo. Cuando por fin espabilamos, el ensayo no ha sido muy redondo, porque al faltar cuatro personas, las parejas no están. Hoy, además, he conocido que una niña no va a bailar, con lo que hay que cambiar algo... A ver qué hacemos ahora.

A la vuelta a la clase, desayuno y recreo. Tras el recreo, un tiempo de juego por rincones. Hasta que no tengamos las portadas de las fichas y los maletines, tendremos un esqueleto de día parecido al de hoy, con ensayos, repasos y dinámicas lo más positivas posibles.

jueves, 7 de junio de 2012

Con la última parte

Está concluyendo la primera semana y estamos terminando las distintas partes de la canción de fin de curso. Está resultando costosísima. Pero estos/as niños/as bailan bien. Igual que reconocemos sus carencias para aprender una línea de memoria, recitar poesía, etc... También hay que destacar las virudes del grupo. Y una de ellas es el baile. Claro, que necesitan de la dirección del adulto, en este caso yo. Las horas invertidas en la preparación de una coreografía, por simple que sea, son muchas. Sin embargo, en el mismo currículo de Educación Infantil también aparece. Conocer la norma nos acerca a los objetivos de Infantil, entre los que se encuentra la dramatización y la música... ¿Una coreografía es una dramatización musical? Creo que sí... Por tanto, también tiene su sentido. ¿Estamos obligados/as los/as maestros/as a preparar esta fiesta? Pues no. Sólo dependemos del voluntarismo personal. Muchas veces nos llevamos más sin sabores que otra cosa.

El día de hoy empezó con ese ensayo. Todo bastante bien, menos al principio, que les ha costado concentrarse en lo que estaban haciendo. Igual que me pasó el año pasado, a las 9:47 ya había una persona "extremadamente cansada"... ¿Cómo puede ser esto?... En fin, que estuvimos una media hora y llegó la maestra de Educación Física para ídem de ídem. Con el aplauso de los niños y niñas de 6º me tengo que quedar. Público agradecido que está pasando por lo mismo, por los ensayos... y sabe lo que cuesta hacer eso con los/as pequeños/as. Pero antes de irme, una reflexión conjunta con mi compañera: Nos falta volumen... Es decir, que no tenemos medios suficientes para hacer mejor las cosas. Los/as alumnos/as no escuchan bien las músicas porque los casetes suenan muy bajito y se pierden mucho en el gimnasio. Claro que con el dinero que pedimos a principio de curso, creo que sacamos punta al material. En otros coles "maravillosos" la aportación de princpio de curso, los libros, los cuadernillos... Todo eso, tiene un precio mucho más elevado. Pero claro, somos el "cole pobre" del colegio. Desde aquí pues quiero resaltar la valía de mis compañeras/os, que saben sacarle producto a lo que tenemos.

Después nos fuimos a clase para seguir con la Asamblea. Hoy la encargada se trata de la niña que tiene más dificultades para seguir la rutina. Pero no por eso hay que eliminarla, sino todo lo contrario, fomentarle aquellos aspectos que sí domina y que le ayudan a progresar. Además, el respeto de sus compañeros/as también es un objetivo en estos momentos donde el ritmo decae y hay que estar más concentrado/a. La experiencia, una vez más, aparte de cansada, hay sido muy beneficiosa.

El trabajo individual ha sido la ficha de portada de la unidad de "El Mercadillo", donde hemos trabajado las tiendas. El repaso general al nombre de los comercios y lo que venden nos da pie para un dibujo libre de nuestra tienda favorita, aparte de la decoracón habitual de las letras del título de la unidad. Una ficha muy creativa hoy donde van exponiendo lo mejor de ellos/as mismos/as. Me vuelvo a quedar con la ficha de Claudia, exponiendo su tienda de chucherías al detalle, digno de llevarlo a mi antiguo cole de Marismillas y entrar en Secundaria para enseñarles a pensar, a dibujar, a razonar y a esforzarse. Hubiera sido tremendamente productivo.

Tras el desayuno y el recreo, intentamos ir al pabellón (viendo que no había nadie), pero al llegar, en lugar de respetar las normas... Otra vez por el suelo, a las colchonetas... El grupo desde luego tiene mucha dificultad en el seguimiento de las normas y a poco que estén cansados/as... más. Cuando por fin nos conseguimos "reconstruir", llegaron los 3º para ensayar, así que cedimos el espacio y el tiempo, porque realmente no nos correspondía (a no ser que no hubiera nadie, claro). La fila de vuelta a clase, un desastre total, que propició más sansacionados/as para el Juego por Rincones.

miércoles, 6 de junio de 2012

El día de las normas

Llevar una línea común en el colegio, especialmente a lo que se refiere a las normas de convivencia, es fundamental. Este "fundamental" lo podríamos poner letra tamaño 72, en negrita y subrayado. Por eso, hoy ha tocado una reflexión de línea común. Mi compañera Puri de 4 años ha traído a sus niños/as a nuestra clase para analizar conjuntamente en la Asamblea los momentos fundamentales de nuestra rutina (entrada, fila, recreo, salida,... incluso el comedor) y las normas que hay que respetar en cada uno de estos momentos y espacios. Venir al cole "a estar bien", a estar a gusto, a pasarlo bien... Se nos antoja a los dos esencial. Tanto su clase como la nuestra necesita un cambio... y hablamos de un cambio fuerte y sincero, mantenido en el tiempo. La actitud tan negativa que muestran en muchos de los contextos nos ha llevado a esta situación de análisis. Con ella intentamos mejorar la situación.

Los aspectos que hemos tratado principalmente han sido la desobediencia en general a las instrucciones y las peleas entre ellos/as. Se nos agotan las fuerzas ahora a final de curso para tratar las mismas complicaciones en el recreo y los líos que se montan en el pasillo. En lugar de estar sentados/as en el banco y esperar tranquilamente, se levantan constantemente, provocando muchos más problemas de los que habitualmente se pueden dar en una situación similar donde cada persona guarda su lugar.

Después de esta charla, vino la maestra de Religión. El tiempo con mis alternativos/as ha sido de carreras para arriba y para abajo cuadrando muchos aspectos de la fiesta de fin de curso. Ayudar a las compañeras, hacer papeles, ver actuaciones, etc... Eso sí, un poquito de tiempo de juegos educativos con el ordenador sí que hemos tenido. A la vuelta a la clase, hemos realizado una ficha de laberinto, de nivel bajo... y sólo una persona lo ha hecho mal. Bien.

Tras el desayuno y el recreo, nos fuimos a ensayar nuevamente al gimnasio, pero... Igual que ayer, 7 alumnos/as no se han puesto en la fila, con lo que se han quedado castigados/as en el patio con mi compañera Puri. Imaginaros pues el ensayo... que todos/as van en parejas y con la falta de tantas personas... ha sido imposible. Así que por lo menos nos hemos pegado un baile de bachata, preparando así el paso de esa canción para cuando podamos ensayar todos/as juntos en condiciones.

A la vuelta de clase, Juego por Rincones, con los sansacionados/as (por distintas circunstnacias) mirando. Otro día más veo caras muy conocidas. No todos/as se toman igual la sanción y las rabietas y llamadas de atención de dos niñas intentan molestar el juego y espacio de los/as demás. Pero como nos conocemos... Por mi parte soy totalmente inflexible cuando hablamos de faltas tan graves a las nromas de convivencia como son las faltas de respeto al profesorado, pegar a los/as compañeros/as e interrumpir la dinámica de clase al no ponerse en fila para desplazarse a otro lugar.

martes, 5 de junio de 2012

Segundo ensayo

Repetimos la jugada. Nada más entrar en clase, soltamos las cosas y nos marchamos al gimnasio para seguir con la coreografía de la fiesta de fin de curso. Si el primer día tenía la difícil misión de crear la "posición inicial" (desde la que empezamos a bailar), con todas las dificultades que eso tiene para que todos/as se vean en el escenario... Hoy tampoco estábamos hablando de nada fácil. El cambio de una canción a otra, la movilidad entre una puesta en escena y la modificación del escenario necesita de creatividad por mi parte y una gran plasticidad en el grupo, que interpreta aquellos movimientos y acciones que voy indicando (también hay que saber interpretar las palabras con las que indico cada cambio). Si estoy bailando y realizo un corte en la escena, sin más, el ritmo se pierde y se descuelga la magia. Así pues, seguimos con los primeros pasos, aprendiendo a pasar de una situación inicial a lo que es propiamente el baile. De momento va bastante bien. Bailar es algo que se le da bien a la clase.

El comportamiento en el pabellón ha sido bastante bueno para las cosas tan complicadas que estamos haciendo. Corregir mil veces un paso, aguantar una posición, volver a hacer el principio varias veces repitiendo... No estamos hablando de ningún juego de niños/as precisamente. Es un gran mareo para mí y para ellos/as. Así que tras media hora de trabajo muy intenso, les dejé 10 de juego libre. En ese tiempo apareció la maestra de Educación Física y nos marchamos del gimnasio para no interrumpir la dinámica de las demás clases.

Una vez en clase, nos fuimos a la Asamblea, donde intentamos retomar nuestra rutina y la estabilidad siempre deseada. El encargado ha estado más "comedido" que otras veces, pero ha vuelto a intentar tomar "demasiado poder". Como en esta ocasión "ya lo estaba esperando", lo frené de primeras. Desde luego la clase se convierte muchas veces en la representación del mundo. Los jefes intermedios muchas veces ejercen un poder excesivo con aquellas personas que tienen a su cargo. Hay que tener cuidado con estas actitudes excesivas de mando. El comportamiento, en general, también bastante bien. Sólo un alumno fue excluido por no paraba de molestar y encima se quejaba constantemente por cualquier cosa que le pasaba a él... todas dentro de la normalidad de estar muchas personas juntas en un espacio reducido que hay que saber compartir.

El trabajo individual de hoy consistía en "sumas y restas". Una ficha donde había que tener claro que había de los dos tipos de operaciones y que si no estoy atento/a puedo seguir restando cuando toca sumar. Por ello, la diferenciación visual entre unos recuadros y otros era muy llamativa y trataba así de facilitar que no se equivocaran. También en su gran mayoría lo han hecho muy bien. Como siempre estaba el/al que aunque le digas "borra", nada... pero bueno, eso siempre ocurre. En cuanto a los resultados podemos ver los siguentes (teniendo en cuenta que estábamos 18 alumnos/as en clase):

Con respecto a las restas:

- 5 alumnos/as con nota de "mal" en las restas.
- 2 alumnos/as con nota de "regular" en las restas.
- 1 alumno con nota de "bien" en las restas.
- 3 alumnos/as con nota de "muy bien" en las restas.
- 7 alumnos/as con nota de "excelente" en las restas.

Primera conclusión: Hay 11 alumnos/as que no tienen problema con las restas (y el nivel es muy bueno) y 7 a los/as que les cuesta más.

Con respecto a la suma:

- 7 alumnos/as con nota de "mal" en las sumas.
- 3 alumnos/as con nota de "regular" en las sumas.
- 1 alumno/a con nota de "bien" en las sumas.
- 4 alumnos/as con nota de "muy bien" en las sumas.
- 3 alumnos/as con nota de "excelente" en las sumas.

Primera conclusión: Hay 8 alumnos/as que no tiene gran problema con la operación de suma y 10 alumnos/as a los/as que les ha costado mucho más.

La reflexión de estos datos hay que hacerla de manera conjunta, observando que hay 5 alumnas que tanto en las sumas como en las restas tienen nota de "mal". Una de elllas estaba claro antes de empezar, puesto que necesita de adaptaciones constantes para casi todas las actividades del nivel de 5 años de Educación Infantil. Otros dos casos se justifican en su concentración en la ficha y en el apoyo que necesitan de una persona a su lado para resolver las operaciones. Si el maestro no está en exclusiva con ellas, no tienen el algoritmo (el camino para ir resolviendo los pasos mentales que le permiten resolver la operación) y acaban tanteando casi al azar. Otra niña es cuestión de concentración también, pero no en la ficha, sino en todo. Su desconcierto general y la falta de normas de trabajo le hacen no escuchar las explicaciones, las instrucciones... Como conclusión, no tiene estrategias con las que afrontar la ficha y se dedica a molestar a sus compañeros/as en clase mientras trabajan. Su trabajo es muy deficitario. En el último caso se juntan aspectos de madurez, capacidad de esfuerzo y cálculo matemático. Tiene errores en el seguimiento de instrucciones directas e indirectas, con lo que necesita también de apoyo constante para centrarse en la tarea. Además, tienen dificultades aún con la identificación de los números, lo que impide el orden de inclusión.

Los demás errores que encuentro no son graves y provienen del conteo, de las distracciones en clase, del formato de la ficha, que pasa de unas operaciones a otras y el/la alumno/a ha seguido realizando la primera de las operaciones... (primero estaban las operaciones de restar y han seguido restando en las operaciones de suma). El camino está iniciado pues con éxito y estoy tranquilo y satisfecho con ello. Con los casos particulares que describo arriba hay que hacer un trabajo intensivo en casa y se verá reflejado en las notas. Es verdad que las operaciones de suma y resta son trabajadas propiamente en 1º y que en Infantil realizamos una aproximación, pero creo que no es el momento de reducir los conocimientos que demandan y que podemos trabajar sin problema por sus capacidades y momentos madurativos.

Después del desayuno y el recreo... Algo que fue de lo peor del día. Al tocar teníamos que hacer fila para irnos al gimnasio a nuestro ratito de psicomotricidad donde también íbamos a seguir ensayando la canción de fin de curso (ya que en ese momento solemos tener el gimnasio sin problema de encontrarnos con más clases). Pero una vez más, la fila no se puso. Sólo José Antonio y Nera fueron lo suficientemente responsables como para esperar quietos/as en el sitio a los/as demás, que seguían jugando, dispersos/as por el patio. Tras un rato de ir uno/a por uno/a... Entre mi compañera Puri y yo, los/as sentamos en el bordillo para hablar muy seriamente con ellos/as. Una fantástica idea de mi compi que me da siempre el toque de serenidad cuando las cosas se ponen así de feas.

Les recordamos una vez más la importancia de hacer la fila, lo inadecuado de sus comportamientos, las alternativas a lo que estaban haciendo y la pérdida de tiempo que supone su actitud. Fueron 10 los minutos que estuvimos allí, reflexionando. No sé si servirá para algo, porque son tantas y tantas veces las que tengo que repetir esto que llega un momento en el que empiezo pensar que voy contra corriente. Actitudes que refuerzo en clase y que en casa no se tienen en cuenta y al revés. Actitudes que no se pueden tener en clase y que nada más salir por la puerta y llegar "donde está mamá" dejo de lado y... mamá no me dice nada. A veces siento una gran pérdida de tiempo cuando, por ejemplo, me esfuerzo las 5 horas para que no se coman chicles y chucherías varias... y es salir por la puerta e impunemente abren las bolsitas de chucherías del cumpleaños y comen delante de mamá sin que ésta sea capaz de frenar ese comportamiento con el que me he "matado" 5 horas. Así desde luego es imposible. Y os digo las chucherías como os digo el no correr por el pasillo del colegio, no salir a empujones entre la gente que espera a sus hijos/as y otras muchas cosas más que vostros/as mismos/as os podréis percatar en la salida habitual del colegio.

Finalmente, tuvimos una media hora de psicomotricidad, con un circuito de habilidad que he visto uno/a por uno/a para analizar la progresión individual del alumando. Esto, como podéis imaginar, me lleva un tiempo y un desgaste al que no todo el mundo se somete. Después y "como estaba el patio" no sabía si ensayar o no. Parece que sí querían y pudimos hacer alguna cosita reforzando lo que habíamos construido por la mañana. Después de la "bronca" en el patio no quería más problemas.

A la vuelta a la clase, tuvimos Juego por Rincones, con 9 alumnos/as sansionados/as por diversos motivos. Aquí ya no había "ya no lo voy a hacer más" ni similares. Cuando se dice "no vas a jugar", se dice una vez y se cumple. Qué poquito están acostumbrados/as a esto.

Finalmente, cerramos el día con la explicación de los trajes para el baile. Confirmamos lo que hay escrito a la entrada del blog (en la columna de la derecha). Mañana mandaremos un papel explicando nuevamente atuendo de niños y niñas con especial interés para aquellas personas que no han podido asistir. También servirá de recordatorio a las mamás que sí han asistido. En referencia a esto, sinceramente, esperaba por parte de algunas personas un poco más de apoyo y comprensión. Buscar la forma de vestirnos no es fácil y llevo vistos muchos vídeos de bailes para la coreografía y parel tipo. Igualmente, mi compañera Lola también ha hecho un trabajo fantástico y digno de agredecer por su dedicación, interés y ayuda. Precisamente es con el vestuario de los niños las caras más extrañas. Pienso que la dificultad no es mucha. Hemos ido a la tienda de las telas, hemos visto los colores, detallamos cada elemento...

Esto no es genralizable, porque hay personas que estáis siempre cooperando, con una especial dedicación, como Tere y su magnífica ayuda. Desde aquí quería agradecer su implicación y constante respaldo, que muchos días es necesario para sentir que todos vamos en la misma dirección.

lunes, 4 de junio de 2012

Primer ensayo

Un día un poco atípico para ser lunes. Pero en lo que nos queda los días van a ser un poco desorganizados. Los ensayos son así cuando compartimos espacio para todos/as. Hoy es nuestro primer día de ensayos con la canción de la fiesta de fin de curso. Son buenas sensaciones. Para ser el comienzo, que es lo más complicado, ha salido bastante bien. De primeras... regular, porque las niñas han sido incapaces de hacer el paso que traía de casa, pero lo hemos rediseñado a un poco más sencillo y todo ha funcionado. Estoy contento con ello. Luego, los chicos han cumplido, pero tienen que estar más estatuas para que la mirada se centre de primeras en las chicas. Todo se andará.

Esto sucedió a primera hora de la mañana, donde nos fuimos al gimnasio aprovechando que no había Educación Física. Pero cuál fue nuestra sorpresa que llegaron los 3ºs... Y de vuelta para la clase. No nos ha venido tampoco retomar la Asamblea nuestra de cada día, donde he dado una clase de "concienciación". Ayudando a dos niñas de 3 años, que me pidieron un favor con el grifo del lavabo rellenando una regadera, salí de la clase y se lio un escándalo terrible. Al entrar les pregunté a cada uno/a si ellos/as mismos/as habían gritado. Sólo dos alumnos reconocieron haberlo hecho. Así que les pedí que dijerán "quién había gritado"... y lo mejor... "quién NO había gritado". Engañarse a uno/a mismo/a no sirve de nada. Me ha costado bastante rato de charla, pero bueno, espero que les haya llegado el mensaje.

El trabajo individual de hoy era bien simple, porque sabía que tendríamos poco tiempo. De esta manera, ayer decidí que sería nuevamente el recortado. Una simple premisa de "cortamos por el primer marco de las piezas a recortar".... Bueno, pues ha salido muy mal. Muy pocos/as han recortado por donde es. Esperaba algo mejor, la verdad. Seguiremos con ello en el tiempo que nos queda.

Tras el desayuno y el recreo, íbamos a volver al pabellón, pero sabía que si los/as movía mucho de sitio nos quedaríamos sin tiempo. Como quería que escucharan la música y viera los pasos de salsa, de bachata de samba... Lo mejor era aprovechar la acústica de la clase y ver los pasos encima de la mesa. Ha salido bastante bien. Luego hemos apartado las mesas y con el espacio reducido hemos ensayado lo que habíamos conseguido esta mañana. Así que bien, me voy contento. Mañana será más fácil el principio y más complicado el primer movimiento general del grupo para despejar el escenario.